Rol del adulto mayor en la sociedad actual

Maina, S. M. (2004). Rol del adulto mayor en la sociedad actual. La Pampa: Facultad de Ciencias Humanas Universidad Nacional de La Pampa.

 

Este trabajo de grado en Licenciatura en Trabajo Social se presenta para dar un contexto del rol que juegan los adultos mayores en la sociedad actual y una enunciación general de los problemas que estos afrontan en su cotidianidad.

En nuestra sociedad actual, cada vez más guiada por la velocidad posmoderna confiada en el otro para su crecimiento rápido y eficaz; es común encontrar en los adultos mayores, más que sabiduría o experiencia, un estordo o un impedimento que desfavorece el ritmo al que esta está acostumbrada. Desde esta perspectiva el abuelo o el ser abuelo, es visto como una enfermedad que implica incapacidad e inutilidad. Además de las incapacidades físicas y cognitivas que se asocian a la edad, está mezclado con las enfermedades que se tipifican a los adultos mayores: y a este miedo a envejecer se le conoce como viejismo.

Los prejuicios de falta de poder, de no utilidad y de muerte son el viejismo. Ese conjunto de estereotipos y discriminaciones que se aplican a los adultos mayores simplemente en función de su edad. Ante esta situación, los abuelos se vuelven víctimas de la vejez como resultado de las constantes insinuaciones sociales de su inutilidad y esto aumenta su marginación al responder a las expectativas comunitarias de exclusión de este sector de la población. Aunque no es un hecho que todos los abuelos sean discriminados por la sociedad, pues esto depende de las generaciones y relaciones que cada uno haya formado particularmente; sí es una mayoría la que destaca.

 

El rol del adulto mayor en la sociedad

Si bien hay roles irremplazables que el adulto mayor ha perdido, hay otros que este asume propios a su edad. Sin embargo, estos son solo deseos y anhelos por pensar que aún es útil para la sociedad. Es por esto que los abuelos hacen trabajos comunitarios, empero, el sentimiento de inutilidad prevalece: la sociedad continúa en su mayoría haciéndolos a un lado.

Existe una gran diferencia sobre cómo los ve la sociedad y cómo se ven ellos; creen que son grandes desconocidos para el resto y que la imagen estereotipada que tienen de ellos como colectivo social no les hace justicia. Mientras que la sociedad los mira como personas que ya han cumplido su papel y no tienen una razón específica para pertenecer allí, más que para alentizar el crecimiento.

Los abuelos tienen la capacidad de continuar con una sus vidas y adaptarse a los requerimientos que su cotidianidad del exige en el siglo xxi, y aunque son conscientes de sus cambios físicos y mentales, aún tienen bastante que ofrecer. A pesar de estas perspectivas de resiliencia características del abuelo, este se sumerge ante el imaginario social que hace que todas estas capacidades sean olvidadas, y con ellas su rol social.

 

De la sociedad a la casa de jubilados

Frente a esta situación de rechazo, y sin un rol social definido, los abuelos se encuentran en una situación complicada en la que, a pesar de su necesidad de socializar y de moverse para una buena vejez, (premisa central en el artículo ya que envejecer bien es un proceso que requiere que los adultos mayores estén activos y sean útiles para la sociedad porque es precisamente el incumplimiento de estos factores lo que genera la inadaptación del adulto mayor). Estos necesitan dónde desarrollar sus actividades que le otorguen la posibilidad de relacionarse grupalmente, satisfacer la necesidad de asociación, gregarismo y desempeño del rol social

El abuelo llega a las casas de jubilados. En este, los abuelos encuentran la contribución a la sociedad que han perdido en la actualidad:

“Es la puerta a la posibilidad de actuar y participar en la sociedad, concretando proyectos que les permiten sentirse aptos para la vida, capaces y valiosos, requisito fundamental para un envejecimiento satisfactorio, así como un ordenador de tiempos y espacios que actúan como sostén en otros momentos donde invade la soledad, la tristeza y el dolor”

Los centros de jubilados representan en los abuelos un renacer dentro de la sociedad. Dentro del nuevo orden que no se adhiere a la realidad exterior, dentro de las casas de abuelos es normal encontrar dinámicas de empoderamiento, de acciones de altruismo y de relación con el otro que hacen que los abuelos no se sientan solo y que son miembros importantes de la comunidad, así sea dentro de la pequeña comunidad que la casa le provee.

 

El adulto mayor: ayer, hoy y mañana

El pasado como recurso natural resultado de una larga vida de experiencias pasadas, el presente como el aquí y ahora de la existencia, y el futuro como objetivo que involucra tareas y retos prácticos a corto plazo.

Pasado: “recordar es una actividad psíquica universal, presente en todas las edades, pero necesaria y específica en el envejecimiento y la vejez.[…] porque favorece la integración del pasado al presente, le da continuidad, reforzando así la identidad. [Esta resulta] saludable y cumple funciones que fortalecen al abuelo, contribuyendo a un envejecimiento saludable, porque hay una correlación positiva entre reminiscencia y la adaptación positiva a la vejez, gracias a la conservación de la autoestima y a la consolidación del sentido de identidad”

Presente: Los abuelos se encuentran frente al hecho de haber vivido largo tiempo y se enfrenta a una sensación o necesidad de dejar un legado, de alcanzar su propia realización, se cerrar correctamente el ciclo de sus vidas.

Futuro: El futuro depende plenamente de la relación personal que cada uno desarrolle frente a esta ya que su análisis requiere un estudio profundo que no puede ser tomado a la ligera.

 

A pesar del imaginario sobre los abuelos, estos no son ajenos a la realidad social y política del país ya que solo una mínima parte de ella se margina de la realidad a pesar de que la sociedad los haga a un lado. Los abuelos se consideran llenos de juventud y vitalidad, pero esto solo deviene de si verdaderamente tienen una participación social significativa y están permanentemente activos.

abuelos

 ¿Qué papel cumplen entonces los abuelos en la sociedad? Los adultos mayores son los responsables de promover el capital humano de la sociedad actual, de ahí la necesidad de que estos sean activos y miembros importantes de la misma.

Sebastián Quintero

SH

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: